No es otra estúpida comedia romántica americana… pero casi

En esta vida nunca se puede decir “de esta agua no beberé”.

Hace tiempo, estaba convencida de que los flechazos sólo tienen final feliz en las comedias románticas de Hollywood, que una pareja no puede tener una relación sólida sin conocerse bien a fondo, y que para eso hace falta tiempo. Años, concretamente. Esto a los 20 es un planteamiento muy bonito… pero ¿y si no te sale bien? Porque a mí no me salió bien ni a la primera, ni a la segunda, ni a la tercera… y recién cumplidos los 30 mi reloj biológico estaba ya dando saltos.

Así estaba yo, compuesta y sin novio ni perspectivas y con una nube negra sobre mi cabeza, cuando papá zombi aparece en mi camino. Iba yo por la calle con una montaña de paquetes que me impedía ver por dónde pisaba, cuando me choqué con un apuesto joven. Ambos nos agachamos a recoger todo lo que se me había caído y entonces nuestras manos se rozaron, nuestros ojos se encontraron, saltaron chispas y empezaron a sonar campanas y violines…

Pues no. Las circunstancias de nuestro encuentro son irrelevantes… sólo diré que no nos conocimos en la biblioteca precisamente.

Pero sí que saltaron chispas.

No vivíamos en la misma ciudad, así que pensé que, sencillamente, no volvería a verle. Pero él sí quería volver a verme, así que me localizó mediante las redes sociales (qué moderno… desde entonces no las ha vuelto a utilizar). Esto no habría sido posible sin la mediación de mi queridísima I: espero que te sientas culpable de algo maravilloso.

Hace poco más de tres años le invité a un té cibernético…

Té tú y yo

Ésta fue la primera foto de muchas que viajaron por la fibra óptica acompañadas de un torrente de palabras, canciones y sentimientos. Y después de unas cuantas escapadas de fin de semana y un par de viajes a la aventura, de volver a abrir los libros de nuestras vidas para pescar anécdotas, recuerdos de infancia, experiencias importantes que nos hacen ser lo que somos… descubrimos que mirábamos en la misma dirección. Me lié la manta a la cabeza, lo dejé todo y me fui a vivir con él. Yo, la reposada, la cabeza fría. Todo el mundo flipaba.

A veces parece que no te llega una vida para conocer a alguien… y otras, en un momento ya sabes todo lo que tienes que saber.

No os penséis que fue tan fácil o que mi reloj biológico me empujó a cometer una locura: no me permití a mí misma dejarme llevar. El pobre papá zombi tuvo que currárselo mucho mucho, porque mi corazón estaba un poquito estropeado todavía, y además mi mente seguía rechazando por sistema la idea del flechazo y el romance meteórico. Pero eso es lo que fue, aunque por suerte la estrella no fue fugaz: nunca ha desaparecido del cielo.

Y sí, estoy escribiendo cursiladas en San Valentín, día que siempre me ha dado mucha grima. Así que, antes de que se me vaya de las manos, lo digo: papá zombi, eres el mejor. Te quiero. Gracias por compartirlo todo conmigo… incluso la falta de sueño. Cerebroooooossss jejeje.

Al final, cuando sientes algo no puedes negártelo, tienes que vivir. Podría habernos salido fatal… pero nos salió genial. Tres años después, tenemos una hija muy deseada, hemos firmado el papelito (cosa que también dije que nunca haría…) y somos felices.  Soy perfectamente consciente de que me ha tocado la lotería.

L, nuestra pequeña cachorrita… quién nos iba a decir que una noche de juerga una tarde de estudio en la biblioteca iba a hacer posible tu existencia. Ojalá esta pequeña historia te ayude el día de mañana a enfrentarte a la vida con la mente abierta. Nunca se sabe…

Anuncios

Un comentario en “No es otra estúpida comedia romántica americana… pero casi

  1. ohhhh! No la había leído monita!!!! GRACIAS! la verdad es que me encanta tener mi huequito en vuestra historia, me siento afortunada y privilegiada y feliz y esperanzada!!! :****

¡Dime algo! :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s