Magdalenas de chocolate

Magdalenas de chocolate

Ingredientes para 12 magdalenas:

  • 100 g. de cobertura de chocolate negro
  • 150 g. de harina
  • 50 g. de azúcar
  • 50 g. de mantequilla
  • 1 huevo gordo
  • 100 ml. de leche
  • 2 cucharaditas de levadura
  • 1 cucharadita de bicarbonato
  • Sal
  • Esencia de vainilla
  • 1 naranja

Preparación:

Precalentar el horno.

Tamizar la harina con la levadura, el bicarbonato y un pellizco de sal.

Calentar el chocolate con la mantequilla en el microondas y remover hasta que esté todo bien fundido y mezclado.

Batir enérgicamente el huevo con el azúcar hasta que blanquee. Agregarle un poco de vainilla y ralladura de naranja (o limón, o lima, o nada…) al gusto. Mezclar cuidadosamente con el chocolate, añadir la harina toda junta, remover bien e ir añadiendo la leche poco a poco hasta conseguir una pasta homogénea.

Rellenar los moldes (en mi caso utilicé unos moldes de silicona que imitan a los de papel rizado de toda la vida). Dejar espacio hasta el borde, como un dedo aproximadamente, pues van a subir bastante. Hornear a 180º unos 20-25 minutos.

—————-

Papá zombi es, como se dice en nuestra tierra, muy larpeiro (goloso). Los fines de semana siempre cae algún croissant, donuts, galletitas, gominolas… en definitiva, casi todo gorrinadas industriales con mucho azúcar, grasas de dudosa procedencia y química a porrillo. Como es el segundo año consecutivo que le sale el colesterol un poquito alto, yo, que soy una profesional metiéndome en jardines de lo más variado, me he comprometido a cocinar un dulce casero todos los fines de semana. Así por lo menos puedo hacerme directamente responsable de lo que se come.

Y este domingo tocaron magdalenas. Ya podéis ver en la foto que se me chamuscaron un poco. Resulta que el horno de esta casa es del año de la pera y no indica la temperatura, tiene una rueda con números del 1 al 10 y allá te las apañes… creo que pondré en práctica este truco, a ver si me salen mejor la próxima vez.

De todas formas, estaban buenísimas, tanto que de la docena sólo quedan estas dos… No sabían nada a quemado, y por dentro estaban muy tiernitas. A L le dimos un poquito de miga y se la zampó encantada.

En el horno

Con el fin de semana pasado por agua que tuvimos, fue muy agradable tener la casa calentita del horno y con olor a bizcocho. Para la siguiente tanda, a ver si les pongo pepitas de chocolate, o trocitos de corteza de naranja confitada. Mmm…

Anuncios

¡Dime algo! :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s