La gallina Marcelina

L es muy musical. Desde que era muy pequeña baila todo lo que tenga un mínimo de ritmo. A la tele sólo le hace caso cuando hay música, para mi felicidad. Y hace pocos días ha aprendido a “cantar” y va cantando todo el tiempo mientras damos el paseo o simplemente mientras camina de un lado a otro del pasillo (leru-leruleru-leruleru… y así toda la tarde).

Yo le canto mucho y de todo, y como hay que ir renovando el repertorio porque mi público es muy exigente y se aburre rápido, me sorprendo a mí misma recordando joyas líricas de mi infancia que tenía olvidadísimas y que de repente vuelven a mi mente intactas, como si las hubiese cantado ayer por última vez. Por ejemplo:

La gallina MarcelinaClo, clo, clo, cantemos a la vida

Clo, clo, clo, cantemos a la aurora

Clo, clo, clo, yo soy una gallina

Clo, clo, clo, con pico de oradora

Cantemos, hijos míos (pío, pío, pío)

No le temáis al frío (pío, pío, pío)

Yo soy una gallina con mucha tradición

Pues era de mi abuela el huevo de Colón

(Pinchando en la imagen, podéis ir a la entrada original del blog mencionado y escuchar el cuento completo).

Después de la epifanía vienen las preguntas… ¿y de dónde era ésto? Y no puedo evitar bucear en estas lagunas de mi memoria: pues después de rastrear por YouTube y no encontrar más que reconstrucciones horribles con tufo a sintetizador, busco en San Google directamente y encuentro la obra completa en Música: lo que dejamos atrás. Gracias, autor(es) de este blog, por devolverme un pedacito de mi infancia. Resulta que la canción pertenecía a un cuento, una versión de la fábula de la cigarra y la hormiga en la que la protagonista es una gallina capaz de sacar un pan entero de un grano de trigo… hay que ver qué apañada, casi mejor que la gallina de los huevos de oro.

El cuento es viejuno que no veas y de dudoso valor pedagógico, bajo mi punto de vista. Se podría abrir un buen debate al respecto… a mí me parece que el “pues ahora te jodes” que podría pronunciar Marcelina en una hipotética traslación del cuento al siglo XXI no es una buena lección para enseñarle a un niño.

Pero lo escucho y me aflora una sonrisa nostálgica. Y la canción me sigue haciendo mucha gracia.

Anuncios

Un comentario en “La gallina Marcelina

  1. A mi también me lo contaba-cantaba mi madre. Y yo se lo cuento a mi hija. Como no quiere no ngin cuento con brujas, lobos o madrastras, la verdad es q el repertorio se reduce mucho. Respecto al dudoso valor pedagógico, no lo tengo tan claro, puedes verlo como que el esfuerzo y el trabajo tienen su recompensa. Donde queda la justicia si los vagos y poco solidarios compañeros de granja se comen el pan que con tanto esfuerzo ha conseguido?

¡Dime algo! :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s